Conferencia de Ubisoft

Para iniciar, Ubisoft presenta Mario+Rabbids Kingdom Battle, una mezcla de sus adorable conejitos con Mario, en una aventura táctica. Y nada menos que con Shigeru Miyamoto de invitado, hablando en japonés y todo. Que alguien le enseñe inglés, por favor. Ubisoft se ha detenidoa detallarnos un poco este juego, en especial su sistema de combate. El juego ha dejado al público asombrado y la verdad es que hasta yo me siento interesado por el humor negro que chorrea por todas partes.

Continúan con Assassins Creed, que a estas alturas ya se ha visto bastante, porque la conferencia de Xbox lo mostró a fondo. Seguimos con The Crew 2, un juego que no es de primera línea, pero que conserva el apoyo de Ubisoft. En el mismo podremos correr autos, motos, lanchas o aviones, con una calidad gráfica excelente.

Y al fin llega la razón por la cual estoy viendo esta conferencia: South Park: The Fractured but Whole… que se queda en el trailer y más nada. Da paso a Transference, que tampoco da muchos detalles (y que cuenta con Elijah Wood entre los personajes del trailer de presentación), y luego viene Skull & Bones, un juego de piratas que puede jugarse en single y multiplayer, incluso en modo 5 vs 5. Este título ha cogido por sorpresa a todos, pues no se sabía nada y ha resultado ser llamativo.

Entra en escena Just Dance 2018, con música y baile (de verdad, en el escenario de la conferencia) y luego cae otra bomba: South Park: Phone Destroyer, un juego para móviles con el sistema de combate de la franquicia, en el cual enfrentaremos cowboys contra indios, contra clérigos, princesas y todo tipo de personajes que no te imaginarías.

Continúa la conferencia con Starlink: Battle for Atlas, un juego de ciencia ficción donde podremos colocar miniaturas de naves en el mando del Nintendo Switch y personalizar así las naves que salen en el juego. Tras este viene Steep, que recibirá ampliaciones en diciembre, y de inmediato el esperado Farcry 5, con gameplay de lo más divertido. Esta vez tendremos un perro que te puede traer armas, compañeros, juego cooperativo, en fin, un juego que se ha salido de lo esperado en todos los sentidos.

Y otra sorpresa: Beyond Good and Evil 2, un juego largamente esperado que rompe esquemas y presenta una sociedad con híbridos de personas y animales. Ha sido toda un sorpresón.

Así acaba la conferencia de Ubisoft, que a pesar de algunas filtraciones ha conseguido meter unos cuantos títulos que han cogido movida a la multitud. La empresa se ha aliado con Nintendo para sacar un par de cosas en Switch, aunque no a fondo. El resto de sus franquicias estaŕa en todas las plataformas, como es habitual.

Conferencia de Sony

Sony ha decidido comenzar con un toque muy culto, un grupo de música hindú que nos toca algo supuestamente del banda sonora de Uncharted: The Lost Legacy. Todo un hit que va a sonar muchísimo en el próximo carnaval.
Y para ir entrando en calor, más contenido para Horizon: Zero Dawn, con The Frozen Wilds. El video es muy breve y cinemático, nada de gameplay que supongo permanezca igual. En cambio, Days gone sí presenta un gameplay relativamente largo que muestra las capacidades del juego. No es precisamente mi estilo, pero se ve interesante y los gráficos están muy bien.
Otro que presenta gráficos excepcionales es Monster Hunter: World, que se presenta con gameplay (creo que tuvo un trailer hace varios meses) y su combate pinta muy bien. Parece que PS 4 tiene aquí un éxito asegurado, al menos en Japón.
Seguimos con Shadow of the Colossus, un título que ya fue remasterizado para la PS 3, y que vuelve a aparecer, aunque sin más detalles, salvo que saldrá (otra vez) en el 2018. Todo apunta a una segunda remasterización.
Marvel vs Capcom: Infinite es el próximo, que anuncia disponibilidad de su demo de modo historia, y luego hace entrada por todo lo alto Call of Duty: WWII. Más explosiones, más escenarios destruidos, más acción, si juzgamos por el video que aparenta ser gameplay.
Pasamos a la RV, y el primer título es Skyrim, que todavía sigue dando guerra, y le sigue Star Child, sin muchos detalles, al igual que The Inpatient, Monster of the Deep (un juego de pesca ambientado en el mundo de Final Fantasy XV). Bravo Team, que es un shooter (sin detalles), Moss, que es de ayudara un ratoncito a avanzar por los escenarios y superar los obstáculos (muy resultón). Seis juegos para potenciar el catálogo RV de Sony.
Y al fin llega God of War, y veremos a Kratos dar caña con su hacha o escudo, acompañado de su hijo. La fecha de salida, principios del 2018. Y detrás regresa Detroit: Become Human, que ya lo vimos el año pasado, esta vez conm un poco más de detalle.
Le toca el turno a Destiny 2, y además del trailer ya lanzado con anterioridad, presentan un breve gameplay y algunas bonificaciones que vienen con la versión para PS 4. Y a continuación, un video de juego de Spiderman, que se ve genial. Este llega el año próximo, y podrás moverte por todo el escenario usando las telas de araña, o utilizar elementos de la escena en el combate.
Con esto termina la conferencia. No se habló nada (de hecho, se habló muy poco) de PS 4 Neo y se dedicó todo el tiempo a los juegos, lo cual no les ha quedado mal. Sony ha optado por lo tradicional, con un cierto empuje a la Realidad Virtual, porque les conviene para potenciar su Playstation VR.

Conferencia de Xbox

Microsoft arranca con su mejor carta de triunfo: la Xbox. Phil Spencer nos presenta la esperada Xbox One X, la consola más poderosa del momento, disponible el día 7 de noviembre. Si a alguien le quedaban dudas, nos refrescan las especificaciones oficiales y confirman verdadero 4K nativo y HDR, entre otras cosas. El catálogo de juegos disponible funcionará mejor, la salida a 1080p será mejor, incluye refrigeración líquida, y todo esto en una consola más pequeña que sus predecesoras. Y nada mejor para demostrarlo que un pedacito de Forza Motorsport 7, con presentación de Porsche real incluida en el paquete. La demostración incluye una carrera de dos jugadoras profesionales, mostrando el Porsche y un Nissan en diferentes pistas.

Nos llega una premiere, para Xbox, por supuesto: Metro: Exodus. Calidad gráfica extrema, como es habitual (los rusos son unos exagerados). Sigue otra premiere, per ésta filtrada hace unos días, Assassins Creed: Origins, que nos lleva a Egipto. Ubisoft ha traído a la conferencia un gameplay bastante representativo y atrayente, grabado a 4K, como era de esperarse.

Tras AC viene Playerunknown’s Battleground, un exclusivo para la consola, que no muestra nada que sea original o especial. Deep Rock Galactic es otro exclusivo, que aparte de sus gráficos de bajos polígonos no muestra casi nada. La racha de exclusivos sigue con State of Decay 2 y The Darwin Project.

Minecraft no se queda fuera de la fiesta, ahora llega a todas las plataformas: PC, Xbox y móviles. Además recibirá la actualización de moda: 4K. Después tenemos un breve atisbo de Dragonball Fighter Z y siguen los exclusivos con Black Desert, un MMORPG que está sonado muy fuerte (entre los 5 mejores en la actualidad) y que presume de gráficos geniales en su video de gameplay.
Más exclusivos: The last night, The Artful Escape y Code Vein, todos con brevísimos videos que no muestran casi nada.

Sea of Thieves se muestra unos minutos más, este es un juego del que se habló hace unos días y es un cooperativo o algo así (increíblemente, en la presentación no dan detalles).

Siguen los brevísimos videos de exclusivas, con Tacoma Dome (tan corto que ni idea de qué trata el juego) y luego viene Super Lucky’s Tale, con un poco más de tiempo y detrás Cuphead, Crackdown 3 y un montón de juegos más para presumir de catálogo abultado.

Unos segundos para Ashen y luego otra premiere Life is Strange, episodio 1, un título que ha levantado cierto ruido en las noticias.
Otro que logra acaparar más de un minuto es Middle Earth: Shadows of War, y hay que decir que el juego se lo merece. Buenos gráficos y un sistema interesante que te permite derrotar orcos para reclutarlos.

Un alto en la avalancha de juegos para anunciar una expansión en el programa de retrocompatibilidad, ahora incluirá también los juegos de la primera Xbox. Cinco grandes títulos recibirán gratis una actualización a 4K, y otros muchos de terceros también la recibirán en algún momento.

Cierra la conferencia Anthem, de Bioware. EA se reservó su gameplay para sta conferenica, aunque ya se había visto desde el lunes en Youtube. Anthem es un juego cooperativo, de CF, donde usas un disfraz de Iron Man, eso sí, personalizado a tu gusto. Como es de esperarse, los gráficos son espectaculares.

Si Bethesda fue al grano y apostó por la RV, mientras que EA intenta imponerse como la reina de los juegos competitivos, Microsoft ha tratado de deslumbrar con un inmenso catálogo de juegos, tantos que algunos apenas recibieron segundos en pantalla. Su apuesta es por el 4K, ni siquiera uno de los títulos presentados mencionó RV, al menos en Xbox. Casi todo lo mostrado es exclusivo, a veces compartido entre Xbox y Windows 10, pero repito, la mayoría es olvidable, así que salvo honrosas excepciones, la conferencia transcurrió bastante sosa. Es como si nos dijeran: “Hey, tenemos un montón de juegos iguales, pero todos a 4K, así que no dejes de comprar la Xbox One X”.

Conferencia de EA

EA Play arranca con Madden: Long shot, al cual parece le han agregado un modo historia o algo así (ya lo intentó antes con el FIFA). A continuación, un poco de multijugador de Battlefield 1 sirve de entrante para anunciar un montón de contenido nuevo para el juego, incluido en In the name of the Tsar.

El tema multiplayer se amplía a continuación, EA pretende potenciar el juego competitivo en muchos de sus títulos, y ha dedicado varios minutos a presentarnos a muchos jugadores profesionales y hacer énfasis en que tú puedes ser uno de ellos,m como ya lo hicieron el año pasado. Para terminar, un poquito de FIFA, que cada vez se vuelve un poquito más realista y trae una continuación de su modo historia.

Le llega el turno después a Need for Speed: Payback: mucho correr detrás de cosas, sacar a otros autos de la carretera y verlos estrellarse en cámara lenta. El género de carreras ya está bastante exprimido y no da para más.

EA sigue apostando fuerte por los indies con su programa EA Originals, y en esta conferencia nos traen uno de los escogidos: A way out, de Hazelight, una aventura cooperativa con pretensiones (es 3D, nada de 2D como es habitual en los indies) y un enfoque original, se juega solo a pantalla dividida entre dos jugadores.

Un anuncio interesante es el de SEED (Search for Extraordinary Experiences Division), dedicada a investigación y desarrollo de temas que van más allá de los gráficos, como Inteligencia Artificial avanzada y similares, para aplicarlas en los juegos.

Y entra uno de los títulos más esperados: Anthem. Muy breve, porque se reservaron el gameplay para la conferencia de Xbox, pero les adelanto que es lo último de Bioware, un multiplayer de ciencia ficción. Le sigue un breve repaso de NBA Live, que trae juegos callejeros y de liga, controles para manejar el balón durante el dribbling y otras zarandajas (como desbloquear equipamiento).

Al fin llega el plato fuerte de la conferencia: SW Battlefront II, presentado por un escuadrón de stormtroopers, pilotos, e incluso al actriz de doblaje de la protagonista de la campaña. Esta vez, tendremos 3 veces el contenido del anterior título, contenido de todas las épocas, personalizaciones, multiplayer mejorado, con sistema de clases y habilidades. EA ha dedicado cuarenta minutos solo a esto.

Conclusiones: la baza de EA son los deportes y el multiplayer. Incluso SW Battlefront ha sido presentado mayormente desde el punto de vista multiplayer, que es muy dinámico y mezcla personajes y armas de todas las épocas. No ha sido una conferencia tan aburrida, aunque la verdad no vi nada excepcional aquí, pues lo mejor, Anthem, se reserva para la conferencia de Xbox.

 

Conferencia de Bethesda en el E3

Bethesda empieza su conferencia apostando fuerte por la RV, y los títulos escogidos son Doom y Fallout 4. La diferencia entre ambos estriba mayormente en el sistema de desplazamiento escogido, mientras el segundo mantiene lo de toda la vida, el primero utiliza el sistema de puntar a una ubicación y saltar, que parece ser muy popular entre los tiulos de RV que no quieren complicarse la vida. A falta de experiencias en el tema, me abstengo de sacar conclusiones al respecto.

Por supuesto, detrás viene un invitado permantene en las conferencias de Bethesda: Elder Scrolls Online: Morrowind. Otro con el que no he jugado, pero que según los comentarios ha ido de menos a más, y sigue creciendo. A continuación, presentan Creation club, un nuevo intento de potenciar los mods de los usuarios, compatibilizarlos entre plataformas y logros, y casi de inmediato saltan a Legends, el juego de cartas, que no es nada nuevo, y su expansión Heroes of Skyrim.

Seguimos con los ports, y llega Skyrim para Nintendo Switch, con algunas adiciones curiosas como ítems de Zelda (túnica, espada y escudo de Link). Dishonored: Death of the outsider se  presenta sin muchos detalles, así que supongo que se trata de una expansión de Dishonored 2 o un juego derivado, porque los personajes son nuevos (en casi todas partes se está listando como un DLC, pero en otras lo presentan como un juego independiente). La avalancha continúa con Quake Champions, presentando una adición: D.J. Blazkowicz sale de Wolfenstein para unirse al elenco de personajes. Se anuncia además que regresan los campeonatos mundiales de Quake, y el próximo será en agosto, a celebrarse en Dallas, Texas, con un millón en premios, una birutilla, vaya.

The Evil Within 2 es el siguiente título en ser presentado, con un breve gameplay y un trailer bastante largo, que parece copiado del de Death stranding de Kojima, aderezado con una versión de Ordinary world en versión terror como banda sonora. Sabíamos que se presentaría un Wofenstein, y efectivamente, The New Colossus vino con un trailer bastante extenso. Este es un juego que toma mucho de Doom, creo yo, y que está basado en un mundo distópico de los 60, al estilo de El hombre en el castillo. Ambos juegos vendrán en octubre de este año, de hehco, todo lo presentado saldrá este año.

Fue una conferencia breve, para los estándares del E3, que ha ido directo al grano, poca muela y nada de promesas. Como les decía, lo que se vio, es lo que saldrá este año.

El E3 ya está aquí

Como les decía la semana pasada, el E3 ha arrancado, con EA adelantándose unas horas con su evento EA Play, como parece que será la costumbre. Por su parte, Bethesda y Microsoft ya han realizado sus conferencias, que pueden ver en youtube si son afortunados de tener una buena conexión.

De momento no tengo muchas novedades porque aún no he podido ver las conferencias y no me dedicado a leer en detalle los resúmenes (prefiero ver yo mismo el material), pero sí vale la pena mencionar que ya ha precio, fecha y nombre para Scorpio, que oficialmente será Xbox One X. Bioware presentó un nuevo título de ciencia ficción en elk EA Play: Anthem. Por parte de Bethesda, nada excepcional, así que adiós a cualquier esperanza de un Fallout 5 u otro Elder Scrolls.

Aprendiendo de Fallout 4: decisiones

Fallout 4 es un juego bastante mierdero, para qué negarlo. El rediseño del SPECIAL, sus misiones repetitivas… hay muy poco bueno que decir de él. Sin embargo, lo que sí tiene a veces es una narrativa aceptable (muy “a veces”). Quiero decir, que no las he visto peores porque en realidad juego poco, pero tampoco es como para echarla a la basura.
Sin embargo, hay un pequeño detalle que recién me vino a la mente hoy: cerca del final del juego enfrentas algo que supuestamente es “una decisión difícil”. Una de esas en que tienes que decidir si dejas atrás a X o a Z, o cuando Z se pone malcriado y tienes que darle un tiro para conservar el control. En este caso (alerta de spoiler) tienes que decidir si apoyas a tu hijo, ahora convertido en líder del Instituto, o si te opones a él.
Hasta ahí todo bien, salvo por el hecho de que la decisión en esencia te importa una mierda, porque tu personaje y el de tu hijo han tenido poco roce durante la trama. Y sin roce, pues como que no sientes nada por él, no has desarrollado un vínculo. Así que te da lo mismo ponerte en contra de tu hijo y joderle sus planes de dominar el mundo a los que ha dedicado toda su vida mientras tú dormías. No hay tal dificultad en la decisión, y no puede haberla.
No podemos esperar que al jugador le duela perder al compañero X si éste ha estado de adorno durante toda la trama, si no te ha salvado la vida, o si tú no te has involucrado en sacar a su familia de un aprieto. Si quieren un excelente ejemplo de cómo manejar esto, les recomiendo Mass Effect 1.
Se dice fácil, pero no crean que lo es, y lo sé por experiencia propia, pues en el guión de mi proyecto hay una situación parecida. El equivalente literario es desarrollar un personaje que se haga querido por el lector y matarlo después (la maniobra de Martin) para causar un efecto emocional en los lectores. En fin, que una decisión es difícil no porque estemos sopesando dos variantes que son cuestionables desde el punto de vista “moral”, sino porque estamos valorando dos opciones, cada una de las cuales afecta una persona con la que tenemos un vínculo. Sin ese vínculo, no hay nada.

E3 la próxima semana

El E3 inicia el próximo lunes, esta vez con la novedad de que es abierto al público. El año pasado fue decepcionante, hay que ver si ene sta edición hay más títulos nuevos y menos repasos a los que ya hemos visto. Se espera que Microsoft presente a Scorpio, pero aparte de eso me he interesado muy poco por los rumores.

Trataré de hacerles un review de las conferencias a medida que las consiga.

Los primeros pasos en un mundo abierto: diseño de misiones en un RPG

Luego de un breve paseo por Unreal, he tenido que regresar a Unity. Para empezar, implementé otra misión en el mapa de prueba, lo cual me llevó a evaluar esas primeras misiones, que son, como dice el título de esta anotación, los primeros pasos del jugador en un RPG de mundo abierto.

No fue solo eso lo que me hizo pensar al respecto, también dediqué un par de horas a probar el demo de ATOM, un RPG que está a punto de concluir con éxito su campaña en Kickstarter, luego de unos cuantos años en desarrollo. Los invito a que lo prueben.

En fin, vayamos al tema. Me resultó evidente que tendría que establecer unas reglas para las 3-4 primeras misiones del juego, que podrán encontrarse en el mapa inicial, antes de entrar de lleno en la misión principal de la historia. Estas misiones deben cumplir estos requisitos:

  1. Darle a conocer el entorno al jugador, mostrarle un poco cómo se mueven las cosas y qué puede esperar en el futuro.
  2. Familiarizarlo con las mecánicas de juego, como el uso de objetos, comercio, y el combate. Incluso aún cuando no se realizen estas misiones introductorias, la misión principal debería suplir esta omisión de alguna forma (por ejemplo, enviándote a comprar un arma).
  3. Deben ser simples y rápidas. Cualquier cosa que tome más de cinco minutos o exija una investigación tan temprano en el juego resulta aburrida. No es momento de ramificar.

Y por supuesto, estas misiones deberían darle al jugador al menos un nivel, para darle sensación de progreso.

¿Qué podemos aprender con Mass Effect: Andromeda?

Post original aquí (si pueden visítenlo y dejen su comentario allí también).

Llevo más de 15 días enfrascado en terminar este juego, que ha resultado ser extremadamente largo. Cada ubicación presenta decenas de pequeñas misiones secundarias que nos obligan a movernos de un extremo al otro del mapa. Hay otras que abarcan varias locaciones, y esas son las peores, porque nos obligan a movernos por toda la galaxia. Nada nuevo, es un truco habitual para inflar el tiempo de juego.

Qué puedo decir, de tan largo, resulta casi aburrido. El gran problema aquí es que las misiones por lo general son variaciones de lo mismo. Por ejemplo, el caso de los monolitos. En cada planeta debemos activar tres monolitos que afectan la habitabilidad del mismo, y además ir a una ubicación y activar el proceso. Después de dos planetas, la tarea de activar monolitos resulta bastante odiosa y lo jodido del caso es que esto no hay forma de evitarlo, porque en cierta forma, es parte de la misión principal.

Tampoco escapan a la monotonía las misiones secundarias. Como les decía, hay decenas por cada sitio, pero básicamente todas son una variación de lo mismo: ir a X puntos (casi nunca menos de tres) y encontrar X objetos. Son misiones cuya relevancia narrativa es nula, lo cual no es un crimen, porque después de todo, son misiones opcionales, pero tan repetitivas que es inevitable que media hora de juego te caigan como un somnífero. Y todos sabemos que aunque sean opcionales, ningún fan de los RPG que se precie de serlo dejaría más de un 10% sin terminar. Además, están ahí para permitirnos mejorar nuestro personaje, ¿qué nos haríamos sin misiones opcionales en un RPG?

La trilogía original, con todos sus defectos, trabajó mucho mejor este aspecto. Las misiones secundarias eran triviales, sí, pero generaban un mínimo  de interés. Por supuesto, hay que decir que la narrativa de ME 1/2/3 está a años luz de la de ME: Andromeda, supongo que todo el mundo está claro de eso.

En fin, que hay una buena lección que los que escribimos guiones para RPGs podemos aprender de este título: evita que el grueso de tu misión principal sea repetir lo mismo dos o tres veces. Es bastante pesado y los jugadores no somos imbéciles (bueno, algunos sí lo son, pero incluso esos se darán cuenta). Lo segundo es no inflar las misiones secundarias a base de tareas cuya esencia es lo mismo: encuentra X objetos que están en X lugares distintos, casi siempre muy lejos unos de otros.

Sinceramente, me esperaba algo mejor de Bioware.