Viajes al espacio

Cuando yo era niño viajar al espacio estaba de moda. Teníamos un cosmonauta cubano (y de mi ciudad, Guantánamo, para más alegría mía), y la carrera espacial era muy fashion. Después, los soviéticos se convirtieron en rusos y había otras cosas de qué preocuparse. Fabricar cohetes era caro, y además irrentable, así que a las empresas no les interesaba. Cuando dejé de ser niño (hace muchísimo tiempo de eso ya), viajar al espacio ya no estaba de moda. Ya no queríamos ser cosmonautas, sino informáticos.

Y hete aquí que el espacio está de moda otra vez. La tecnología está al alcance de cualquiera con dinero, y ahora no solo las agencias gubernamentales necesitan enviar material al espacio. Se ha creado un floreciente negocio de puesta en órbita de satélites, y las empresas privadas se están haciendo cargo cada vez más de esa demanda, y de la investigación y desarrollo. Hoy leo que SpaceX ha conseguido recuperar por 13ra vez consecutiva la primera etapa de su cohete, incluso cuando éste aterrizó entre llamas. Con ésta son 19 recuperaciones exitosas, de 24.

Ya estoy un poco viejo para ser cosmonauta, pero me alegra que la carrera espacial vuelva a animarse. Quizás, cuando sea más viejo aún, vea cómo llegamos a otros planetas, o cómo nos establecemos en la Luna. O más allá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *