Si todo está bien, ¿por qué no funciona?

Esto de programar tiene sus cosas raras. Qué digo raras, rarísimas. Imagínate que estás tratando de clavar algo. Coges un clavo, el martillo, y le pegas un par de martillazos al clavo. Con la salvedad de que no le aciertas. Bueno, eso pasa, así que coges puntería, y le afincas otro martillazo al dichoso clavo. […]