El futuro de los autos: no son tuyos, son alquilados

Hay una curiosa tendencia entre los fabricantes de vehículos norteamericanos: ese auto o tractor por el que has pagado varios miles de dólares no es tuyo en realidad, sino que te ha sido licenciado. ¿Imposible? Pues no.

El primero en entrar en careos con los usuarios fue el fabricante de tractores John Deere, el cual prohíbe que sus compradores modifiquen la maquinaria que han comprado. Según Deere, un tractor ya no es un tractor, sino una plataforma de software, que no debe ser modificada. Hay que tener los cojones muy grandes para afirmar tal cosa. Y no son los únicos, ahora General Motors se suma y así es como lo ven ellos:

  • Los coches funcionan porque llevan software que le dice a sus partes como funcionar
  • El software en cuestión es software personalizado por GM
  • Ese código está sujeto a copyright
  • GM es propietaria del copyright de ese código y de ese software
  • Un coche moderno no puede funcionar sin ese software, es parte fundamental de todos los sistemas
  • Entonces, la compra del coche es un acuerdo de licencia
  • Y dado que está sujeta a un acuerdo de licencia, GM es dueña del coche y puede permitir o no ciertos usos

O sea, que el fabricante, según le plazca, podría decidir que no puedes llevar el auto a otro taller que no sea el suyo. Y por supuesto, olvídate de arreglarlo o modificarlo tú mismo.

2 thoughts on “El futuro de los autos: no son tuyos, son alquilados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *