Los cañones láser ya están aquí

Desde esta semana, ya la Armada norteamericana cuenta con un buque equipado con un arma láser. El USS Ponce, desplegado en el Golfo Pérsico, es el portador del primer láser militar operativo. El arma tiene un alcance de 1.6 km (1 milla) y su objetivo son drones, helicópteros, patrulleras o misiles, por alguna extraña razón aún está prohibido su uso contra humanos (¿se habrán vuelto pacifistas los del Pentágono?).

El anuncio agrega además que el capitán del USS Ponce está plenamente facultado para hacer uso de dicho cañón láser en defensa de la integridad del buque y los marineros y marinos a bordo del mismo en caso de ser amenazados. El costo por disparo es insignificante (a veces olvidamos que los proyectiles cuestan, y bastante), de apenas algunos centavos y su potencia es de 30 kilovatios. Se espera que para el 2020 se emplee masivamente en la flota, y que su potencia aumente hasta 100 kilovatios.

Por supuesto, todavía queda un buen trecho por recorrer antes de ver armas láser en otros tipos de portadores. En la actualidad, los sistemas láser son unos aparatos voluminosos y pesados, imposibles de montar en aviones o vehículos ligeros. Habría que considerar también qué tan efectivos son contra objetivos fuertemente blindados, no le serviría de nada a un tanque llevar uno de éstos sino puede atravesar la coraza de otro tanque y neutralizarlo completamente.

Pero lo importante es que cuando nos invadan los marcianos ya no nos darán envidia con sus armas de rayos, ¡nosotros también tenemos! Ahora solo nos faltan cañones gauss y de rieles operativos. Y portables, como los del Quake.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *